jueves, 1 de febrero de 2007

Lo nuevo de Alfredo Casero


Lo nuevo de Alfredo Casero
El actor lanzó el libro Un tranvía llamado Vaporeso mientras siembra alfalfa en San Luis y estrena nueva obra de teatro.


El lanzamiento de Un tranvía llamado Vaporeso puso a Alfredo Casero de nuevo frente a las cámaras y grabadores. El resumen bigráfico del prócer que nació de la imaginación del actor tiene la cuota suficiente de humor delirante a la que nos tiene acostumbrados.

A pesar de preocuparse y dedicarse casi por tiempo completo a su labor agropecuaria ("Las hormigas me están cagando la vida. ¡Se comen mi alfalfa!", exclama sobre su nueva tarea), el ex Cha Cha Cha está llevando a cabo The Casero Experimendo, en Mina Clavero. "Ahí soy un artista de todo. Paso animaciones mías y hago algunos sketches. Es un show bien completo, en el que me suelto bastante", dice en un sillón rodeado de mullidos almohadones que lo enaltecen como si esos tres cuerpos que forman el sofá fuese un trono. Y, como si tuviese un antídoto contra el stress laboral, también anuncia que proyecta sacar una antología discográfica con temas antiguos y material nuevo en los próximos meses. La hiperactividad no lo asusta. Por el contrario, resalta todo el tiempo la importancia de sentirse útil, tanto consigo mismo como para la sociedad.