miércoles, 31 de enero de 2007

Primiciasya.com-Rocky


Le presentamos a Rocky
Se acabaron las especulaciones y los datos falsos alrededor del enigmático Rocky, supuesta pareja de la participante Nadia.

La chica de "Gran Hermano 2007" despistó hasta el momento a todos aquellos que quisieron descubrir a ese fantasma que se llevó varios apellidos famosos.

Primero se creyó ver en Rocky la figura de Diego Maradona. Es cierto que Nadia conoció al diez, que existen fotos y que hasta podrían haber vivido una muy corta relación.

También se especuló con Rafa Di Zeo, líder de la barra brava de Boca. Fue rápidamente desmentido. Ultimamente las noticias falsas apuntaban a Omar Suárez, dueño de Cocodrilo, lugar de encuentro de lo más rancios de la farándula porteña y la segunda casa de Diegote. El lugar se destaca por sus bellezas de simpatía fácil. Nada que ver. No gasten fichas en el señor.

La única verdad es que Rocky existe, se llama en realidad Marcelo y tiene aproximadamente 40 años. No es empresario de la noche como sugirió falsamente Nadia dentro de la casa. Sí es rubio, tiene el pelo largo y algunos tatuajes en su cuerpo. Su trabajo consiste en brindarle seguridad a gente del poder y de allí que se haya entrelazado con algunas estrellas durante su carrera.

Es más, en este momento el caballero está brindando servicios de seguridad a un importantísimo personaje, con quien viajó por unos días a Brasil en plan de negocios.

A su vuelta se encontró con la hecatombe. Es que Rocky vive en pareja y tiene una hija de 9 años que hace un par de días que no come por la angustia que le produjo la noticia.

Gente cercana al hombre, que tomaron contacto con Primiciasya, aseguraron que la relación entre ambos se habría terminado hace unos meses pero antes de ingresar a la casa, Nadia le habría avisado que allí se le podría escapar su nombre.

Rocky le creyó y volvió a retomar la relación temeroso de una confesión en cámara. Lo que nunca imaginó es que la chica rompería los códigos y comenzaría a dar detalles de su relación.

Diego Capusotto vuelve a Canal 7


Diego Capusotto vuelve a Canal 7

En “Peter Capusotto y sus videos” se presentarán clásicos del rock, además de fascinantes historias del género como el encuentro entre Juan Domingo Perón y Joe Cocker. Imperdible.



A partir de este lunes 29 de enero, todos los lunes a las 23, Diego Capusotto retornará a la pantalla de Canal 7 con el programa “Peter Capusotto y sus videos”.

En “Peter Capusotto y sus videos”, Diego Capusotto no sólo presenta su colección de videos de clásicos del rock, si no que además se mete en la historia del género, contando desde la experiencia de David Bowie componiendo para obras de Gerardo Sofovich o el encuentro entre Juan Domingo Perón y Joe Cocker.

En una hora de duración y con la dirección de Pedro Saborido, Capusotto repasará el mejor material de su videoteca con clips de The Who, Led Zeppelín y Jimmy Hendrix entre otros.

Capusotto vuelve a Canal 7 con una de sus pasiones, el rock, al que expone, trata y maltrata con humor.

Aerosmith toca en River en abril


Aerosmith toca en River en abril
El festival se hará entre el 12 y el 15 de ese mes. También estarán Evanescence, Keane, Velvet Revolver y Placebo. Y Los Piojos y Divididos, entre otros grupos locales.



Confirmadísimo: volvió la plata dulce musical. Al aluvión de visitas internacionales que habrá en los primeros meses de este año —The Who, Pet Shop Boys, Roger Waters, Coldplay, entre otros—, ahora se suma el Quilmes Rock 2007: por el Monumental desfilarán Aerosmith, Evanescence, Velvet Revolver y Placebo. Será el 12, 13, 14 y 15 de abril, y con ellos también tocarán créditos locales como Los Piojos, Divididos, Las Pelotas, Ratones Paranoicos, Intoxicados, Arbol o Catupecu Machu.En el regreso de la marca cervecera a la sponsorización de un festival porteño (el viejo Quilmes Rock, que tradicionalmente se hacía en octubre, se convirtió en Pepsi Music en el 2005), las fechas se dividen de esta manera: el jueves 12 tocan Divididos, Catupecu Machu y Las Pelotas; el viernes 13, Keane y Babasonicos; el sábado 14, Los Piojos, Intoxicados y Kapanga; el domingo 15, Aerosmith, Velvet Revolver y Ratones Paranoicos. Todavía no está confirmado el día en que actuará Evanescence.Este banquete musical tendrá un aperitivo: será el domingo 1º de abril en el Club Ciudad de Buenos Aires, día en que se hará el lanzamiento oficial del festival con la presentación de Placebo. Será el segundo show de la banda inglesa en la Argentina: los liderados por Brian Molko tocaron en abril del 2005 en el estadio Luna Park.Del resto de los visitantes, sólo Aerosmith ya estuvo en nuestro país (y con mucho éxito: en 1994 vendió nada menos que 132 mil entradas en sus recitales en Vélez). Aunque tampoco será la primera vez para algunos de los integrantes de Velvet Revolver (Slash, Duff McKagan y Matt Sorum), que ya vinieron cuando formaban parte de Gun's 'N' Roses. Ya sin Axl, ahora están comandados por Scott Weiland, ex cantante de Stone Temple Pilots. Sí será la presentación absoluta del pop gótico de Evanescence y su voz cantante, Amy Lee, y del brit pop de Keane, que aprovechará para mostrar su más reciente disco, Under the Iron Sea.Las entradas están a la venta y, según los organizadores, a buen ritmo: ya se habrían vendido diez mil localidades.

¿Quien es Rocky?


Nadia Epstein (25) es madre de dos niñas. No vive con ellas, pero las ve todos los días y decidió ingresar al reality show de Telefé para quedarse con el premio mayor, $100.000 y así poder comprar un departamento y llevarse a sus hijas con ella, informa el sitio Urgente24. Nadia es la cajera de un boliche y está en pareja hace casi un año con un hombre de 46 años al que apoda “Rocky”. Jorge Rial le preguntó a Nadia en la última edición en vivo de “Gran Hermano” quién es su amado, pero la joven se negó a dar más información y le dijo “No es la persona que vos creés”. Se rumoreaba que Nadia tendría un romance con Diego Armando Maradona, pero ella le confesó a un compañero de “Gran Hermano” que si bien tiene fotos con el astro, su “ídolo”, su pareja es otra persona. Este hombre quien estaría aún casado es una influyente personalidad de Boca Juniors y Nadia se niega a confirmar su identidad para evitar escándalos. Pero la concursante ha dado indicios. El apodo de “Rocky” que decidió inaugurar en la Casa sería el nombre del perro que el famoso le regaló a ella.

Vuelve Roberto Pettinato


Vuelve Roberto Pettinato
Desde el lunes 5 de febrero, regresa a La 100 el programa "El Show de la noticia" conducido por Roberto Pettinato.

En su cuarta temporada, el animador seguirá al frente de la primera mañana de la radio, en la franja de 6 a 9, de lunes a viernes.

Petti ha impuesto un estilo personal, atrevido, innovador y diferente para empezar la mañana.

La novedad más importante es la incorporación de la prestigiosa periodista Silvia Naishtat, que diariamente brindará las noticias indispensables para comenzar el día bien informado.

Revista Caras-Melisa Durán: "Voy a reconciliarme con Sergio Denis"



"Voy a reconciliarme con Sergio Denis"
Melisa Durán, tras su polémica participación en 'Gran hermano'

En un kiosco de la calle Anchorena, el vuelto se demora. La dueña mira la televisión ubicada a un costado del mostrador, y menea la cabeza. Toda su atención está concentrada en la imagen de Chiche Gelblung, quien en ese momento explica: “Melisa está enamorada de Sergio Denis desde que tenía ocho años”. La señora no parece estar muy conforme con este comentario, escupe un “¡ja!” y entrega las esperadas monedas con cierta ofuscación. A tres cuadras de ahí, en el cuarto de un hotel-boutique, Chiche Gelblung suma otra espectadora, más sonriente. Mientras la maquillan para la producción, Melisa Durán (22) escucha hablar de su vida a las panelistas y al conductor del programa. No se ruboriza ni se conmueve ante ciertas menciones de lo que hasta hace pocos días podía definir como “su intimidad”. En la tele, alguien dice: “Tuvo su primera relación sexual con el cantante cuando ya habían pasado dos meses de noviazgo”; en el cuarto, ella asiente y explica a quienes la rodean: “Lo que pasa es que él andaba todo el tiempo de gira. Además, yo estaba asustada”. Hace pocos días que Melisa Durán salió de la casa de “Gran Hermano”, donde se hizo conocida para el público como “la novia de Sergio Denis”. Su estadía fue muy breve, estuvo signada por una escena que vivió bajo las sábanas de su cama con Gabriel Lagos, otro de los participantes de la cuarta edición. Ella dijo que “no había pasado nada”, pero la versión de él fue diferente. Con un gesto más contundente que el de la señora del kiosco, los otros integrantes de “Gran Hermano” y el público reprobaron el episodio: Melisa fue nominada por 10 de sus 16 compañeros para ser expulsada y abandonó la casa por el 80,4% de votos de los espectadores. De nada valieron las escenas donde se la vio llorando, aferrada a la foto de Sergio Denis (57), a quien le contaba lo mucho que lo quería y extrañaba. Tal como se enteró una vez que quedó fuera del programa, la gente ya la había calificado como “infiel y traidora”. No fue la única desilusión para la estudiante de teatro; un día después de haber quedado fuera del juego escuchó por televisión que el cantante explicaba: “Mi relación con Melisa ya es historia, hace ocho meses que la pareja no funcionaba bien. No puedo reprocharle nada porque yo también fui infiel en su momento, tuve otras amigas mientras estuve con ella. No me sentaría con ella a tomar un café, porque no tenemos nada de qué hablar. Entre nosotros está todo completamente terminado”. Luego de la salida de la casa, Melisa inició un arduo raid mediático donde intentó doblegar el oprobio que se cernía sobre ella. A punto de iniciar la producción para CARAS, está atenta a una encuesta realizada por un programa televisivo, donde el público dará su voto de apoyo a Denis o a ella . Como en muchos otros ciclos, los conductores debaten sobre la infidelidad femenina. “Me están dando con un caño”, comenta sin demasiada aflicción. Finalmente, la ex “Gran Hermano” obtiene varios votos más que el cantante. “Buenísimo”, dice.—Sin embargo, perdió la posibilidad de ganar cien mil pesos, y parece que también un noviazgo...—Cuando me anoté para “Gran Hermano” no pensé en el dinero. Fue mi mamá la que me recordó lo de la famosa valija con el premio. Estudio teatro desde hace muchos años, una tarde me metí en Internet para buscar castings, y salió lo del programa. Como haría cualquiera que tenga aspiraciones en este medio, me anoté. Sergio me apoyó porque era importante en mi carrera; el programa abre posibilidades laborales.—¿Y no charlaron sobre las otras posibilidades que se presentan dentro de la casa?—Sí. Sí, desde un primer momento él me dijo: “Ojo, va a ver gente de tu edad y vas a sentir cosas por esos chicos. Aunque nuestra relación es hermosa, vas a hacer cosas con ellos que conmigo no hacés. Como tienen una edad paralela, habrá juegos”. Yo le pedí que no pensara en eso. “Por más que digas que sos fuerte, hay cosas que pasan. En mis 37 años de carrera estuve muy expuesto; no hay una cosa que te motiva a hacer desastres, son miles. Vas a estar encerrada y tener necesidad de un abrazo que yo no voy a poder darte”, me insistía. Tenía tal convicción que un día me largué a llorar y le rogué que no siguiera diciendo esas cosas. El me explicó que lo hacía para que me relajara y pudiera jugar tranquila: “Si hacés algo, va a estar todo bien”. —Cualquiera comete un error de cálculo... —Es que él tenía razón: extrañé ese abrazo e hice lo que sentía. Pero terminó en un desastre, y ahora tendré que dar explicaciones. —¿Todavía no intentó comunicarse con él?—Sigo muy mareada, no caí del todo en la realidad. Me resulta raro que me miren, firmar autógrafos, llegar a un lugar y que me señalen...—¿Es cierto que usted estaba enamorada de él desde los ocho años?—Desde los seis, en realidad. Si me avisaban que estaba en algún programa, salía corriendo y me pegaba a la tele. En el camino, me llevaba por delante media casa. A los ocho años le dije a mi mamá: “Algún día voy a casarme con él”.—Y, finalmente, cumplió el sueño de ser la novia de su ídolo. ¿Cómo es que se resigna tan fácilmente a perderlo?—No, no me resigno, ni siquiera pienso en la posibilidad de perderlo. Cuando salí de “Gran Hermano” él llamó a casa y charló con mi mamá, porque yo estaba en el hotel, sin teléfono. Sergio dijo que me tranquilizara, que él tenía necesidad de hablar conmigo pero, como estaba en la costa, no iba a poder comunicarse.—¿Cómo?—No sé... Mi mamá le dijo que yo estaba algo sensible, que me notaba mal. Creo que por ahora soy yo la que quiere evitar un encuentro con él. Veremos qué pasa.—¿Le molestó que él haya admitido que le fue infiel, o usted ya estaba al tanto?—¿La verdad? No creo lo que dijo. Yo sabía que algunas amigas que lo llamaban habían tenido alguna historia con él, pero fue mucho antes de que estuviéramos juntos. Estoy convencida de que no me fue infiel. Creo que usó ese argumento para protegerme, fue una forma de decir: “No la acusen más, yo también hice cosas y ella tuvo que bancárselas”. —¿También es mentira que había problemas en la pareja?—Nosotros nos conocimos el 15 de octubre de 2005, y a los ocho meses toda mi ropa estaba en su casa. Yo lavaba los platos, me ocupaba de la ropa, pagaba algunas cuentas... Me costaba aceptar que era sólo su novia porque estábamos viviendo juntos; además, necesitaba un lugar de referencia. Y se lo decía: “¿Esta es mi casa? ¿Qué somos?”. Estos planteos aparecieron a mediados del año pasado. El me contestaba: “Esta es mi casa, el lugar que construí solo. Todas las cosas que hay, menos tu ropa, son mías. Yo quiero una novia que esté a mi lado y que la pasemos bien”. Cuando yo le dije que si sólo éramos novios, me volvía a lo de mi mamá y que empezaríamos a vernos de vez en cuando, me propuso comprar una casa juntos este año y tener, a partir de ese momento un proyecto común. Yo me ilusioné con eso pero, mientras tanto, sólo era su novia. Seguramente a eso se refiere él cuando hoy dice que teníamos problemas y que yo actué así en el programa porque no me prestó suficiente atención.—¿Usted quería formar una familia con él?—Yo no quiero tener hijos, y en esto coincidía con él, que tiene tres: Federico (27), Bárbara (25) y Victoria (24). Quiero dedicarme por entero a mi carrera. El se sorprendió cuando le dije que tampoco estaba en mis planes casarme, aunque terminó aceptándolo.—¿Qué le reclamaba, entonces?—Las psicólogas del programa dijeron que tratarían de analizarme. Me explicaron que la casa activó algo en mí que no viví en su momento, como los juegos. Cuando yo tenía 15 años le abrí los ojos a mi mamá con respecto a la infidelidad de mi padre y, al mismo tiempo, enfrenté el engaño del que por entonces era mi novio. Después me dediqué a trabajar para hacerme cargo de algunas cuentas de la casa. A eso me refiero cuando digo que no tuve adolescencia y la poca que pude haber tenido, la viví en “Gran Hermano”. Otra psicóloga me dijo que a lo mejor busqué hacerle pagar a Sergio algún descuido. Yo creo que no es así; lo de Gabriel fue un acto inconsciente. Una parte de mí quería divertirse y la otra, prefería cuidarse. —¿Cómo cree que será el futuro de su pareja?—Nos reconciliaremos. Sergio y yo volveremos a estar juntos, estoy convencida de eso. Yo sé lo que él sintió la última vez que dormimos juntos, la noche anterior a mi ingreso al programa, cuando me dijo “te quiero”. Nuestra historia es muy fuerte. Yo tenía 12 años la primera vez que fui a verlo a un recital, con mi mamá. El se fijó en mí porque, años después, me describió la ropa que llevaba puesta ese día. También se acordaba dónde y con quién estaba cuando fui a verlo a otros dos shows, años después. Luego de cada recital él me buscaba, pero yo ya me había ido. Hasta que una noche me animé y me acerqué a pedirle un autógrafo, después del recital. Cuando me vio, dijo: “Te estaba esperando”. La primera noche que pasamos juntos no hubo sexo. Nos quedamos hasta la mañana charlando, permitiéndonos llorar y expresar lo que sentíamos. En base a eso construimos nuestra relación.

Revista Caras-Sergio Denis: "Mi pareja con Melisa ya es historia"



Dice Sergio Denis: "Mi pareja con Melisa ya es historia"
El cantante asegura que terminó la relación son su novia, luego de las escenas hot que ella protagonizó con otro hombre en 'Gran Hermano'.

Aunque la situación por la que atravesaba no era la mejor, en todo momento se mostró como un verdadero caballero. Jamás perdió la compostura, la sonrisa y sus buenas maneras. “Mi relación con Melisa ya es historia. Hace ocho meses que la pareja no marchaba bien, pero, aun así, decidimos seguir adelante. Ahora, después de lo que pasó, ya no tenemos nada en común”. Con esas palabras, Sergio Denis (57) dio por finalizada la relación que, desde hacía un año y medio, lo unía a Melisa Durán (22) su joven novia que lo engañó ante las cámaras del reality show, “Gran Hermano”. Instalado en el lujoso hotel Hermitage, donde el martes 23 actúo a sala llena por segunda vez en el mes, el cantante y compositor recibió innumerables muestras de afecto por parte de sus fans, que se agruparon en la puerta del lugar para saludarlo y criticar a su ahora ex pareja. Igualmente el prefirió no atacarla pero fue contundente: “Lamento mucho que esta chica se haya equivocado tan mal. Ahora por haberse expuesto como lo hizo en televisión, mucha gente va a ser hostil con ella. Pero, bueno, es joven y aún tiene mucho que aprender”.—Si ella se arrepintiera, ¿usted no estaría dispuesto a perdonarla?—No se trata de perdonarla o no. Esta relación está concluida. Veníamos mal y, después de lo sucedido, no hay nada de qué hablar. Es el fin de una historia. Se terminó. Fue lindo mientras duró, pero ya no existe nada entre nosotros.—¿Y qué haría si lo invitara a tomar un café para dialogar? —Simplemente le diría que no. Las cosas ya sucedieron, y no hay vuelta atrás. Lamento que Melisa se haya expuesto de esa forma. Ahora hay que seguir adelante. Yo continuaré con mi gira y ella regresará con sus padres.—Sus palabras suenan muy terminantes, ¿no se siente dolido por el hecho de haber sido engañado?—No estoy dolido porque, de alguna manera, el fin de esta relación se hubiese precipitado. Cuando una pareja continúa adelante tan mal como estábamos nosotros, tiene pocas probabilidades de volver a consolidarse. Además, cuando empezamos a estar mal, ella me descubrió algunas amigas. Entonces no puedo juzgarla.—¿Está reconociendo que usted también fue infiel en algún momento?—Lamentablemente, sí. No es bueno lo que reconozco, pero debo admitir que también uno comete errores. Sólo que cuando fuiinfiel no hubo ninguna cámara registrando el momento.—¿Una vez que se enteró del engaño y decidió poner fin a larelación, no se arrepintió de haberla alentado para que ella ingrese a la casa de “Gran Hermano”?—Sinceramente, no. Si estoy en pareja siempre voy a apoyar las iniciativas de la mujer que comparte mis días. Además, uno no puede hacer futurismo. Pero jamás voy a desalentar a nadie a que abandone un proyecto. De modo que no me arrepiento de nada.—¿Usted vio las escenas del engaño?—No para nada. Ni una sola toma. Realmente no me interesa ver ese tipo de cosas. No porque me haga mal, sino porque no tengo tiempo de ver televisión. Estoy transitando una de las mejores etapas profesionales de mi carrera y vivo de escenario en escenario.—Ahora teniendo en cuenta que ambos han sido infieles, ¿no le gustaría darle una nueva oportunidad a la pareja?—Ya se la dimos, y no funcionó. No sé por qué, pero no funcionó. Hace ocho meses nos tendríamos que haber separado, y no lo hicimos. Bueno ahora llegó el momento.—¿Y si en este momento la tuviese frente a usted, qué le diría? —No es necesario que hablemos. Sólo la saludaría. —Luego de esta ruptura, ¿tiene ganas de volver a enamorarse o este es un momento para nuevamente de la soltería?—Yo no elijo los momentos para enamorarme. Cuando el amor golpea tu puerta no podés hacer nada al respecto. Caés y punto. Pero creo que todo lleva su tiempo. Ahora estoy metido de lleno en mi música.—¿Lo puso feliz saber que Melisa había sido eliminada?—Para nada. Ni feliz, ni triste. Me es indiferente. Entre nosotros sólo hay recuerdos. Luego de un año y medio está todo terminado.

Revista Caras-Cristiancastro "Queremos tener otro bebé pronto"



"Queremos tener otro bebé pronto"
Cristian Castro, con ganas de darle un hermano a su hija Simone

El verano pasado le tomó el gustito. No pudo quedarse mucho tiempo por compromisos laborales, pero su romance con Punta del Este ya había disparado el “click” decisivo para que en las vacaciones de enero 2007 volvieran a esa ciudad, de la que tan bien le hablara su madre. Si hasta da la impresión que a Cristian Castro (32) le encantaría quedarse a vivir en Punta, y fue ese feeling recíproco que lo convirtió en uno de los personajes de la temporada. Para que el romance fuera completo, el cantante ofreció un recital en el Conrad Punta del Este Resort & Casino. La noche del sábado 13, Cristian le regaló a una platea mayoritariamente juvenil la base de su repertorio con algunas sorpresas, como música ranchera con acompañamiento de mariachis y canciones románticas en italiano. “Quería grabar hace mucho tiempo un disco de mariachis, me lo debía como mexicano que soy. No lo quiero orquestar para suavizar, quiero que sea mariachi puro. Y los temas en italiano es un proyecto que traigo con muchísimas ganas”.Desde la primera fila, su beba, Simone (1 año y siete meses),escuchaba cantar a su padre en brazos de su mamá, Valeria Liberman (32), de sus abuelos maternos, José y Stella Maris, o de su tío, Leandro. “Vieron cómo estaba Valeria, se puso especialmente linda para mí”, destacó sobre el look de su esposa, muy sexy con un vestido violeta de escote halter. La postal final del show encontró al mexicano, con su heredera en brazos, despidiéndose hasta la próxima. Al bajar del escenario, defendió su esencia de músico al que sólo le interesa destacarse por sus canciones. “No me gusta distraerme con fundaciones, o haciéndome el humanitario que ayuda a los niños pobres. Ultimamente, muchas estrellas latinas, excelentes como cantantes, pusieron de moda ese movimiento. No quiero formar parte de eso. Quiero trascender a través de un buen espectáculo o de la voz. Lo único importante para un cantante es conmover a través de su música. En otras palabras, haciendo una buena canción”. Después de varios días dentro de “JL”, la residencia de los padres de su mujer,en La Mansa, Castro quiso salir a recorrer las diversas zonas de Punta del Este. El día después de su show en el Conrad, salió de paseo con su esposa, su hija y sus suegros por La Barra y José Ignacio. Primero, fueron de compras a Takkai, el local de ropa y accesorios que Patricia Miccio tiene en José Ignacio. Después almorzaron en “Lo de Lucy”, jugaron con Simone en la plaza principal y, a solas, el matrimonio caminó plácidamente por las playas aledañas al faro. También se detuvieron en un complejo de viviendas, y la visita no fue casualidad: Cristian y Valeria estarían buscando terreno o casa para construir su propio nido de amor en la costa uruguaya. Querer no siempre es poder. Pero ese día, el hijo de Verónica Castro (54) hizo todo lo que tenía ganas de hacer. Dejó de lado la notoriedad y disfrutó de esas cosas simples que ofrece la vida. De regreso por la Ruta 10, la camioneta cuatro por cuatro del cantante se detuvo en Manantiales Point, una típica chivitería uruguaya con decoración reggae. Los chivitos y los licuados no se hicieron desear. A pesar del cansancio por la extensa excursión, Cristian no paró, y caminó una cuadra hasta Velas de la ballena, la tradicional casa de decoración. Allí se lo vio levantar a Simone, enfundada en un cancherísimo tapadito animal print. “Uno de los objetivos para el 2007 es que Simone tenga un hermanito. Lo tenemos pensado y está en nuestros planes inmediatos. Queremos tener otro bebé pronto”, confesó. Y no pudo evitar un tema recurrente en los últimos meses: la relación con su madre.“No me llamó por teléfono, pero antes del recital sentí que nos comunicamos telepáticamente. Mamá siempre está presente en nuestro corazón, la verdad es que me encantaría poder estar con ella ”. Antes de emprender el regreso a Miami, Castro le dedicó una tarde entera a la estética de su cabello. Así como en el recital se lo vio tan obsesivo por su look, se entregó por completo a la tijera experta de Leo Papparella. Relajado, no pudo con las ganas de comentar los cambios que cada día experimenta su pequeña. “Es increíble, no para de sorprendernos con su inteligencia. Miren lo que es, hay veces que parece un adulto más”, contó con cara de papá embelesado. Y recordó que una de las primeras cosas que hizo cuando llegó a Punta fue trasladarse hasta Montevideo para comprarle un perrito. Así apareció Sol, un cachorro beagle que se integró al clan familiar. “Es importante que Simone tenga una mascota, nos encanta poder darle todo lo que sea positivo para su crecimiento”. Pero como la felicidad no es para siempre, las vacaciones llegaron a su fin. Y el viernes 19, Cristian, Valeria y Simone emprendieron el regreso a casa. En sus valijas se llevó la experiencia de cantar en Uruguay, un sinfín de proyectos artísticos, mascota nueva para su hija y otro capítulo de convivencia con su familia argentina. Además, una promesa interior que no parece descabellada: para el próximo verano, tal vez, se agregue un pasajero más.

Revista Caras-Susana celebró su cumpleaños y dos años de noviazgo


Susana celebró su cumpleaños y dos años de noviazgo



Quiso un cumpleaños distinto. Quiso estar tranquila y descansar. Se lo propuso, y lo logró. Conversó con sus amigos, se despidió de su familia en su chacra “La Mary”, en Punta del Este, y junto a Jorge Rama, prefirió la intimidad. Y lo consiguió. Susana Giménez viajó a Miami, como último punto de partida de su año sabático. Sabe que en un par de semanas comienza con los preparativos de su lanzamiento televisivo, conmemorando los veinte años con “Hola, Susana”. Y sabe, además, que ya no tendrá tiempo para las compras en Bal Harbour, las caminatas por la bahía de South Beach y sus noches de cine, viendo y aplaudiendo cada una de las películas nominadas al premio Oscar.Su casa de Miami es blanca, con grandes ventanales, desde donde se aprecia el océano, y todo es claro y marítimo. Ella misma se encargó de decorarla, y comprar cada uno de los objetos –desde los portarretratos, hasta el último mueble del cuarto principal–, y controlar los avances de los últimos trabajos arquitectónicos cerca de la piscina y el jardín. En su casa blanca de Miami le gusta desayunar cerca de la bahía. No tiene horarios. Ningún despertador suena en la mansión de la Giménez. Jorge la acompaña permanentemente.Los desayunos son frugales. Mucho jugo tropical y, a veces, una tostada de pan negro o integral. Y aunque se permite untar una galletita de agua con alguna mermelada de estación, Susana sigue con su dieta. En este aspecto, se autodefine: “una mujer prusiana”. Respeta las indicaciones que le dio el doctor Máximo Ravena, y conserva su figura. Los ocho kilos que adelgazó, desde el comienzo del tratamiento, los mantiene con disciplina y ejercicios físicos.Abandonó momentáneamente el gym, pero no deja de caminar. Su método: el “bodywalking”. Asegura que en las caminatas descubrió una nueva manera de conectarse con la salud y moldear su figura. También aprendió a comer “de todo, la mitad”, sentencia. Este es su secreto a voces. Pero eso sí, también Susana se permite algunos gustos, y mucho más, en períodos de descanso. Una “copita” de vino tinto “Robert Mondavi” para ella es ideal. Lo comparte con su pareja, cuando juegan a las cartas, o después de cenar, antes de irse a jugar con la computadora. Porque los juegos cibernéticos y el bordado siguen siendo la mejor terapia de la diva. Y el silencio. Nadie lo imaginaría, pero Susana María Giménez Aubert (tal su verdadero nombre) es alguien que busca y ama el silencio. Cuando no trabaja, y los compromisos no alteran su ritmo cardíaco, dedica varias horas a la quietud. Ni siquiera escucha música. A lo sumo, se distrae con un buen libro o bordando almohadones para sus amigos o familiares. “Soy de las mujeres que jamás se aburren. Aun cuando estoy callada”. Y siempre recuerda la anécdota en la que le preguntó a Woody Allen cuál era el secreto de su felicidad. “Estar entretenido”, dice que le respondió. También mira televisión, algunos de los más exitosos programas norteamericanos, y sabe ser crítica con el medio. Admira a Oprah Winfrey, la multimillonaria conductora afroamericana más exitosa y de mayor influencia en el país del Norte, quien, como ella, es acuariana, acaba de celebrar veinte años con su propio “talk show” y festejó su cumpleaños el mismo día que la diva, el pasado 29 de enero. ¿Casualidad? Quién lo sabe...Susana quiso compartir su día con Jorge. Tenía motivos. No sólo se trata de una fecha muy significativa en su vida, sino un nuevo aniversario de amor. La pareja se conoció en Miami, en enero de 2005, cuando él asistió tímidamente a una cena en su honor, donde fue invitado por Luis Cella (por aquel entonces productor de la diva) a un exclusivo show realizado en el club Tropigala del hotel Fontainebleau, donde José Luis “el Puma” Rodríguez ofrecía un concierto y le dedicaba a su amiga sus mejores canciones. Luciendo un traje gris, camisa celeste, y prolijamente afeitado, él le obsequió un cinturón Roberto Cavalli. Hubo brindis, mariachis y un clima de celebración. A partir de entonces, los encuentros en Punta del Este y las caminatas por la costa uruguaya se hicieron frecuentes. “Sólo quiero divertirme”, decía Susana desde la tapa de CARAS, dos meses después. El tiempo se encargó del resto.Hoy, decidieron celebrar a solas sus dos años de noviazgo. En el lugar donde les gusta estar. Disfrutando de una intimidad y un silencio que los preserva del entorno. “Jorge es un gran compañero. Cuando estamos viviendo juntos, él se levanta riéndose y se acuesta de la misma manera. Hace todo lo que quiero, sabe lo que me provoca felicidad. No sabe qué más darme, cómo complacerme. Si yo propongo ir a tal o cual lugar, él siempre está dispuesto. Jorge es una gran persona, un santo. Pasamos muchos momentos en que estamos solos. Y sabemos acompañarnos. No nos invadimos. En Punta plantamos flores, arreglamos la casa, estamos con nuestros perros... Y en Miami, nos encanta ir al cine, caminar por South Beach, ir a comer algo rico en algún restaurante italiano de Ocean Drive. Estamos muy bien. Y me acompaña”, confesó Susana recientemente. Tienen planes. Recorrer algunas ciudades de los Estados Unidos y visitar lugares exóticos. Sorprenderse, como dice Susana, sin atarse a ninguna agenda ni a horarios preestablecidos. También quieren ver algunos espectáculos y traer ideas renovadoras para su próximo lanzamiento televisivo en abril, por Telefe. Para ella será volver al ruedo, tras un año de estar alejada de las mediciones y la despiadada guerra del rating. Volver a lo grande. Reencontrarse con su público de las 20:00, “ni un minuto más, ni un minuto menos”, pero, esta vez, de la mano del reconocido y exitoso productor Gustavo Yankelevich. Delinear un producto que festeja 20 años con el público y lleva el sello Giménez. “La idea es que la gente se entretenga como siempre, pero sin perder calidad ni distinción. Sorprender, pero con glamour. La gente no para de preguntarme cuándo vuelvo. Estoy ansiosa, pero feliz. Sé que será un año muy importante para el programa y para mi vida. No todos tenemos el honor de estar 20 años en el aire. ¡Ni yo lo puedo creer....!”, comentó Susana. Invitada especialmente por los directivos de la Sony-BMG, la diva argentina asistió al lanzamiento mundial del nuevo trabajo discográfico en español de Jennifer López, “Como ama una mujer”, producido por su marido, Marc Anthony, en “The Temple House”, una antigua sinagoga convertida en exclusivo club privado, situada en el corazón de South Beach. La artista portorriqueña la recibió con afecto y agradecimiento. Ambas habían participado de la gala ofrecida en Nueva York para homenajear a Ricky Martin al ser nombrado “Persona del Año” por la Academia de los Grammy Latinos, en noviembre de 2006. “Me gustaría mucho volver a la Argentina” -dijo Jennifer-. “Serás mi huésped de honor”, respondió Susana.

martes, 30 de enero de 2007

Toples de Andrea Frigerio


Mamá original


John y Bárbara Khan, una joven pareja dueña de una galería de arte en New York, ven interrumpida la vida cotidiana de su matrimonio cuando Trudy, la hermana de Bárbara, y su esposo Freddy traen de urgencia a Sophia, la madre de ambas, a vivir a la casa de los Khan. Las vivencias de Sophia, incluso la llegada de su novio octogenario Maurice, desencadenan en la familia situaciones descabelladas.

Primicias Ya-LAURA FIDALGO


Entrevista
LAURA FIDALGO: “Prefiero competir con Liza Minelli antes que con Flor de la V”
Firmaste contrato con Nito Artaza para esta temporada, ¿cómo te sentís?
Me siento bien, muy contenta. Está bueno porque Nito no me convocó por la movida que tuve ahora en un programa exitoso como “Bailando...”, sino que él ya me viene siguiendo desde hace 6 años consecutivos. Por estar fuera del país o en otro elenco, no podíamos juntarnos, pero esta es una buena posibilidad, se dio todo. Valoro eso, me convoca y hoy por hoy puedo hacerlo.
¿Qué te llevó a decidirte por elegir a Nito?
Nito me cerró por todos lados, me interesó. Me lo recomendó mi representante y vimos que, por lo que Nito significa en Mar del Plata, convenía y lo agarré.
Sabiendo que Moria Casán todavía no firmó contrato, ¿te gustaría compartir escenario con ella?
Si, totalmente, es un honor. Me encantaría trabajar con Moria, y hay un gran porcentaje de que esté en la obra. Me gustó el elenco entero desde un principio.
Si Moria no llegara a firmar, ¿con quién te gustaría estar en cartel?
Con Nacha Guevara, Catherine Fulop, con quien trabajé y pegamos tan buena onda que me encantaría volver a trabajar con ella.
¿Es cierto que Flavio Mendoza habría dicho que vos sos medio loca para trabajar y que había que adecuarse a tus reglas?
Con respecto a eso, no creo que Flavio me haya dicho que soy una loca, si me dice eso me parece una falta de respeto. Con Flavio me llevo bárbaro, hay muy buena onda. Quieren generar polémica porque se viene el verano, pero soy una mina que no entro en ese show, trato de que se hable de lo que hago. Por eso, cuando pasó todo lo del monólogo, donde se me faltó el respeto, salté. Pero mientras el trabajo sea prolijo y sano yo voy para adelante, que es lo que quiero. Mientras a mí me respeten, soy cero conflicto.
¿Te ves como finalista en “Bailando por un sueño 3”?
No quiero apostar nada, es todo muy loco, es como una ruleta. En la calle me dicen que quieren que ganemos con Gustavo, mi soñador. Me agradecen por hacerles dar ganas de bailar cuando me ven. Es todo muy gratificante, tuve muy buena aceptación en la gente y me hace muy feliz.Estoy contenta porque la “popu” me conoció y sabe lo que hago ahora. Fue un año muy importante para mi carrera. Desde los 16 años que estoy trabajando y participar en un programa de éxito rotundo, a mí que vengo del palo del teatro, me sirvió para que la gente me conociera y supieran qué es lo que yo hago.
¿Cómo tomás la partida de Gerardo Sofovich?
La ausencia de Gerardo Sofovich no la sentí. Para mí era una fórmula establecida, hubiera estado bueno que si comenzó, también terminara. Pero me encantó que estuviera Diego Maradona, es un orgullo nacional, y para mi “chapeau”.No me saqué ninguna mochila con la partida de Sofovich. La tensión la tenía el primer programa, de ahí vino la adrenalina, y el temor y los nervios se fueron.
Si llegaras a ganar esta partida de “Bailando...”, ¿aceptarías participar del “Bailando...4”, en el que se rumorea que estarían todos los ganadores, incluyendo Flor de la V?
Lo estoy pensando, la verdad es que me tienta. Pero aún no lo sé, estamos viendo con mi representante, no hay nada definitivo.Y en cuanto a la competencia, yo compito conmigo misma. Así aprendo y crezco. De todos modos, preferiría competir con Madonna o Liza Minelli, gente “grosa”. Sería aún más valedero porque sacaría un máximo esfuerzo para la competencia y me serviría a mí para crecer en lo profesional.

Seal Y UB40 Tocarán Gratis En Pinamar


El cantante y compositor inglés Seal y sus compatriotas del combo de reggae UB40 se presentarán en el Club Hípico de Pinamar este sábado y el próximo 3 de febrero, respectivamente, en el marco del ciclo gratuito que organiza el canal de cable satelital Direct TV. Tras ofrecer dos shows en Uruguay, el artista, de 43 años, se sumará a la movida veraniega local y ofrecerá un show que incluirá varios de sus éxitos como "Crazy" y "Killer", además de los pertenecientes a su última producción discográfica. Seal Samuel se hizo famoso en 1990 con el tema acid house "Killer", una coproducción con el compositor Adamski que llegó al número uno en los rankings musicales de Gran Bretaña. El año siguiente, lanzó su primer disco solista que incluye a "Crazy", una de las canciones más conocidas de su trayectoria, en la que editó tres placas tituladas con su nombre. En 1996, la bella balada "Kiss from a Rose", de su segundo álbum, fue la canción del filme "Batman Forever", con la que ganó dos premios Grammy. También formará parte del ciclo, UB40, la banda liderada por los hermanos Campbell, quienes en esta oportunidad harán un repaso por una dilatada carrera que los convirtió en una de las agrupaciones bitánicas de raggae más importantes. La empresa de televisión satelital grabará ambos shows en high definition y los emitirá en marzo a través de su canal 999, al igual que los primeros conciertos de la serie, a cargo de Los Cafres y Ratones Paranoicos.

Primicias Ya-Wanda Nara


Minirepo - Wanda Nara
"Jorge y Mónica Corona me quisieron pegar"
En diálogo exclusivo con Primiciasya.com, la "virgen" más famosa de la Argentina, nos confió la tensa situación que está viviendo tanto con el capocómico como con su mujer. Y que si todavía no renunció es porque el productor del espectáculo le insiste para que se quede.

¿Es cierto que te separaron del elenco de "King Corona"?
No, renuncié yo. Bah, todavía no pude tomar la decisión definitiva porque el productor insiste para que me quede.

¿Pero qué pasó?
El sábado, entre la primera y segunda función, una integrante de mi cuerpo de baile empezó a insultarme sin saber por qué y de la nada. Y tanto Mónica como Jorge, la defendieron y se pusieron de su parte.

¿Y?
Me quisieron pegar. Una persona que estaba conmigo, les paró justo la mano. Fue ahí cuando decidí irme. Pero el productor no quiere que me vaya.

¿Qué vas a hacer, entonces?
No lo sé todavía. De lo único que estoy segura es de que en estas condiciones, yo no puedo seguir. Wanda Nara y Jorge Corona ya no pueden compartir el mismo escenario.

GH 2007 Gala de eliminacion


Los números del lunes
“Gran Hermano 2007”, gala de eliminación: 26.6
Se calienta la pantalla chica y "Gran Hermano 2007" se consolida como el gran suceso del año. Anoche midió 26.6 de promedio general y tuvo picos de 31.8. Su competidor, "El mundo del espectáculo" obtuvo 16.4 y se metió tercero en el top five.

lunes, 29 de enero de 2007


"Ahora vivo más relajada" Hace ocho meses fue madre por primera vez. Su hija, Blanca, producto de su unión con el actor trasandino Benjamín Vicuña, nació en Chile, país en el que se refugió junto a su pareja cuando el romance entre ambos comenzaba a conocerse y la separación de su marido, Martín Barrantes, era el tema del día en la prensa local. Lejos de los escándalos y tan linda como siempre, la modelo recibió a LUZ en la casa que la flamante familia alquiló en Punta del Este.

Revista Caras-Diego Torres



"No me da pudor ser un hombre sensible"
Diego Torres en el Este. 70 mil personas lo aplaudieron en Buenos Aires, y luego de un mes de vacaciones en Australia, arrasó en Uruguay con el tour 'Andando'. Es considerado el artista pop más carismático del continente, pero él prefiere definirse como "un hombre feliz".

Andando, carga en sus espaldas los archivos del pasado, un poco de nostalgia y toda la honestidad que puede resistir. Guarda en un bolsillo su tesoro más preciado: el mucho o poco capital de su experiencia y el legado familiar. Andando, imprime sus más básicos instintos viscerales en letras que derriban las fronteras sin ceder a los coqueteos del marketing. Andando, no tiene más pretención que vivir bajo las normas que demanda la nobleza. Y en la intimidad del encuentro habla de un Edipo complejamente divino, de la soledad, del culto a los afectos, la pasión por las mujeres, el amor por su mujer y la vida que le duele. Dice saber que no es el mejor, tampoco el peor. Andando, Diego Torres (36) se confiesa. El hijo de una leyenda. “Recién al crecer fui consciente de la gran y linda responsabilidad que significa el legado de mamá: una sólida formación que constituyó mi esencia de tipo educado, con errores y aciertos, pero cuidadoso de lo humano y el afecto.”Alguna de las tantas veces, Diego estaba de gira en México cuando sufrió una afección a la garganta, lo que le costó cuatro días de descanso absoluto para poder completar las fechas del itinerario en ese país. En uno de los zapping televisivos obligados, pasó por un programa que hacía honor a una pelea de boxeo entre Cassius Clay y Foreman, acontecida durante la misma noche de su nacimiento. El hecho ya tenía entidad de anécdota familiar, pero, esa vez, el revival trajo un plus de reflexión. “Me contaron que esa madrugada del 9 de marzo de 1971, mamá tenía contracciones. Pero tanto era el fanatismo de mi viejo por el boxeo, que ella dejó que la pelea terminase para pedirle que la lleve al sanatorio. Yo era el quinto, y aunque estaba ya casi con las patas afuera, mamá estaba canchera en el oficio. En la soledad del cuarto y con esas imágenes en la pantalla, sentí el mensaje: tranquilo, campeón, es parte del trabajo, lo de la garganta sólo es un dolor que ya pasará.”Los ojos de Lolita. “Mamá era una mujer de pocas palabras, pero de las más acertadas. Dejaba hacer, ser y experimentar. Su lema podía haber sido: ‘Viví todos los procesos que debas vivir’. Jamás voy a olvidar su paciencia y su sabiduría. Al morir, me dejó el compás de la espera y de la reflexión, y el legado de esa mirada que de a poco y aún hoy continúo descifrando.” La influencia. “Crecí en una casa llena de música, de músicos, instrumentos y cantantes. Pero no me hice cargo de la vocación hasta casi entrados mis 17 años, cuando por haber pasado de año, papá me regaló unas vacaciones en Nueva York para visitar a mi hermano mayor. Hasta ese entonces pensaba en ser médico, porque nada me gustaba más que leer los libros de medicina que ese mismo hermano traía de la facultad. Estando allá, fui mesero en un restaurante francés donde también me dejaban cantar algo de vez en cuando. La ficha cayó sola. Así consumé mi coqueteo con la música.”—Con 36 años y varias valijas de gritos femeninos, ¿qué queda del galán?—Ese rótulo, con los años, se convierte en un rol muy propio de la vida que hay que saber jugar. Todos somos galanes cuando queremos o necesitamos, en un trabajo, en casa o para conquistar a una chica. Adoro a las mujeres, pero nunca pude adoptar ninguna pose pretenciosa, por lo que seduzco desde una actitud más casual. El tiempo me hizo entender que si me mantengo fiel a mi naturaleza logro hacer mejor y más rápida conexión con el otro. —Su imagen camaleónica: ¿marketing o necesidad?—Por lo general, hago todo en contra del marketing. Como pasó cuando me corté el pelo a días de haber lanzado un disco que tenía una foto mía con el pelo largo en la portada. Y, encima, lo hice por y para el personaje que interpreté en “La furia”, una película en la que me drogaba, me convertía en presidiario y hasta me violaban en una celda. ¿Qué más podría haber pasado en contra del marketing?. Por lo general, y en términos de lo físico, los cambios de look suelen sacarme del aburrimiento de la imagen, y para un artista sólo es un juego divertido.—El éxito.—El éxito no es nada más que la consecuencia de las cosas lindas que recibo de la gente. Hoy enfrento a 40 mil personas con un clima de café-concert, puedo hablar entre canciones y la gente misma es la que calla a las gritonas para poder escuchar. Mi público es particularmente adorable. Cuando llego a un estadio o teatro, me gusta espiar las caras, ver sus reacciones y notar qué tan diverso es: hombres y mujeres grandes que seguían a mamá y están curiosos de saber qué es lo que hago, matrimonios jóvenes con hijos chicos y novios que se engancharon con mi onda a través de sus novias. —¿Cuánto cuesta seguir siendo el mismo?—Esto es costo-beneficio. El reconocimiento de la gente es energía, pero muchas veces necesito ser uno más en la calle, trato de ir a lugares en donde no me conocen, caminar descalzo y tener la libertad de bajar al kiosco. Esa es mi forma de probarme: “A ver Dieguito, ¿cómo funcionás?,” Por lo general me va bien, porque soy un tipo autosuficiente, y es por eso que puedo salirme de la estructura del show para darle a mi cabeza el oxígeno necesario que me permite seguir. —Las temáticas de su obra general tienen un eje social y reflexivo. ¿El fin del romancticismo, demagogia o convencimiento?—Soy tan visceral que no escribo nada que no salga de mi corazón. Este arte es como un buen vino, mejora su lenguaje con el paso del tiempo. Los temas de mi interés personal se ampliaron, y en la vida no sólo siento amor por mi pareja. Mis canciones reflejan lo que me pasa.Por su apoyo a las iniciativas que promueven la paz, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos, UNICEF ha elegido a Diego como Embajador de Buena Voluntad, por creerlo apto para contribuir a garantizar el derecho de los niños y adolescentes a la salud, la educación, la protección y la igualdad. Paralelamente, y junto a colegas como Shakira, Alejandro Sanz y Juanes, entre otros, Torres es parte de la Fundación ALAS (América Latina en Acción Solidaria), una agrupación propulsada por la cantante colombiana y destinada a luchar contra la desigualdad y la pobreza de los chicos de Latinoamérica. —¿El compromiso social no le genera la fantasía de aceptar un cargo político?—No hay nada más lejos de mí que la política. Mi intención viaja por otro carril: es más limpia, más sana, más noble y usa el arte como vehículo conductor de una obra de bien.Diego Torres Unplugged, cuando el artista se desenchufa. “Nada más quisiera que vivir en mi casa de Mar del Plata, algo que intenté, pero fue imposible. El tiempo y el trabajo hicieron de mí un viajante. Pero son sólo algunos los destinos ligados a mi vida: Buenos Aires, Colombia, el país que aceptó mi música cuando salió de la Argentina, y uno de los públicos que más quiero, Cartagena de Indias, Miami, mi segunda casa y centro de operaciones, Madrid y Nueva York.”—Vacaciones en Australia. —Tenía muchas ganas de conocer ese país y me pareció un destino increíble para pasar un mes de ocio. Creo que la Argentina podría ser como Australia, los paisajes y el clima son parecidos a los de Cariló o Villa Gesell. Lamentablemente, nos falta orden social, económico y administrativo. Pero el espíritu de la gente tiene nuestro estilo sureño, con la calidez para recibir a quien viene de muy lejos. Debo admitir que me dio envidia sana haber conocido el Primer Mundo. Siento orgullo de ser argentino, pero no dejo de lado la autocrítica. Y sobre esos sentimientos se desprenden mis canciones, porque apuesto a provocar un cambio en esta nación, y eso se logra comenzando por uno. Quiero que ése sea el mensaje para mi gente.—Cita con la soledad.—Soy un hombre que necesita pasar algunos días en casa, sentado al piano o tocando la guitarra, leyendo un libro, mirando una película, o tal vez, simplemente, echado con la mente en blanco y la mirada perdida. Son ratos que me sirven para chequearme, para saber qué me pasa realmente. Al contrario de lo que les pasa a muchos, a mí no me da miedo encontrarme a solas conmigo mismo.—Los rituales de la creación.—Preciso de muy poco: un instrumento, algún buen compañero de composición y la inspiración, que como dicen los escritores, llega trabajando. Tengo un estudio en casa y me fascina caminar por ahí, en pijamas, pantuflas y con un mate en la mano. Necesito estar tranquilo, concentrado y tener un tema disparador, por ejemplo: “los miedos”. Entonces busco en mi alma aquellos sentimientos asociados con esa idea madre.—¿Ese hábito reemplaza cualquier sesión de terapia?—No, pero es un buen borrador. Me analizo desde hace muchos años, y actualmente implemento un nuevo modo: la terapia familiar con mis hermanos. Una experiencia sumamente interesante y enriquecedora luego de la pérdida del gran eje del grupo, como lo ha sido mamá en nuestras vidas. Su muerte nos repercutió a todos muy internamente y decidimos crear un espacio común para reencontrarnos en un diálogo íntimo y profundo. Mis viejos no criaron hijos, sino que han formado un scrum de rugby que ante cualquier situación une las fuerzas individuales para resistir lo que venga. Después de todo, está bueno decirse las cosas.—¿Quién gana la pulseada entre ud. y su ego?—Consumo el ego en dosis mínimas, las necesarias para poder salir al escenario y afrontar lo que se debe. Luego, prefiero guardarlo en el cajón de la mesa de luz, porque no me gusta convivir con él. Detesto a la gente “yoica”, que todo se atribuye y de todo hace autorreferencia. Y me enamoran aquellos sabios por experiencia, capaces de hacer de sus palabras una enseñanza y, aun así, se toman tiempo para escuchar. En esta era tan ególatra, debo volver constantemente al Diego natural, para no dejar de ser yo.—Su gran mariconada.—Me emociono. Fácil y seguido me voy a las lágrimas. No tengo reparo en demostrar que soy un hombre sensible, que lloro por tristeza o alegría, con un hecho cotidiano, con una película o con un recuerdo, como me pasó hace poco en Australia, cuando recordé a un amigo que había vivido ahí y falleció hace algunos meses. Otro choque con la idea de que la vida es tan efímera.—¿Dónde decide poner su fe?—En Dios, energía y motor del mundo. Porque religión más, religión menos, el hombre siempre habló de lo mismo. Todo radica y se dispara del amor, pero no el que se conoce como sentimiento vulgar del “qué tipo amoroso”, sino del entendido como un concepto más complejo, el que requiere de sabiduría para ejercerlo, y certeza sobre quién es la persona a la que se entrega para saber si realmente lo merece. Y tengo fe en que si se juzga desde ese lugar, el mundo será otro.—¿Habla con Dios?—No tanto con Dios como conmigo mismo. No sé si llamarlo meditación, pero es un buen camino para conectarme. Frente a diversas situaciones o problemáticas, escucho mi voz interior y por ahí se cuela la de mamá, que aparece para tirarme la clave: su consejo u opinión sobre lo que debería de hacer. Andando. “Viajar me abrió la cabeza y vi que el mundo es más amplio de lo que uno significa. En mis recorridos, observé, razoné, me equivoqué y aprendí. Entonces elegí ‘andando’ como la palabra con el mayor poder de síntesis.”—¿A dónde va cuando anda?—A ningún lugar definido. Me siento en pleno desarrollo y me llevó tiempo poder andar lejos de mi país. Soy muy argentino, muy de mis costumbres. Mi terapeuta me exige que sea consciente de que mi música está regada por el planeta y debo hacerme cargo de eso. —Y en ese tránsito, debe de haber contradicciones...—La recurrente, la principal: a veces digo qué bueno es lo que me pasa, pero también creo qué bueno sería volver a ser uno más, algo que debo acomodar en mi cabeza. Tengo muy claro que soy artista, pero el que se cepilla los dientes cada mañana frente al espejo es Diego. Ese desdoblamiento puedo controlarlo al salir al escenario, una prolongación de mi casa. Trato de ser lo que soy, tal y cual al de la intimidad. —Su canción más autorreferencial. —Indudablemente, “Tal vez”, porque nació luego de haber vivido el momento más crudo de mi historia, porque la escribí durante los días posteriores a la muerte de mamá. En su estribillo dice: “Pero hoy, tan sólo hoy / yo me enfrento a la vida curando heridas / hoy, tan sólo hoy / yo perdí de mi vida lo mejor que tenía / y sé, me dijo al partir / estoy muy segura que nos volveremos a ver / y guardé su voz de papel su olor en mi piel.”—Suele cantar mucho al “dolor de la vida”... —Uno aprende a vivir con ausencias, con pérdidas irreparables, a asimilar que la vida tiene ciclos, que un amor se terminó. Cosas que con el tiempo se van acomodando, lo que no quiere decir que vayan cicatrizando.—En su nuevo disco, habla de esos “Amores que matan”. ¿Cuáles lo han matado?—El de mi madre y el de cada una de las mujeres de mi vida, porque tuve la suerte de haber compartido mis años con muy buenas chicas que han sabido dejar marca. Y con quienes he cerrado un ciclo sano, porque también aprendí a quedar bien con quien se ha amado, una virtud muy de caballero.—¿Cuál es su modo de amar?—Soy un hombre apasionado que sabe amar con intensidad y gran temperamento. Elijo esa manera de vivir, siendo cariñoso y romántico. Hice miles de locuras por amor, desde viajes kilométricos, regalos estrafalarios y comidas producidas por mí y a la luz de las velas. Pero más allá del modo, lo importante es poder profesarlo día a día con gestos galantes, caricias, besos, y buenas charlas. —¿Qué cocina cuando quiere ser romántico?—Vale el gesto (bromea), pero me defiendo muy bien. A Debora le cocino carnes y pescados al horno con papas y batatas, pastas y todo lo que me haga olvidar la acartonada comida de hotel.—Aparte de los sabores, ¿con qué otras armas de seducción suele salir al ruedo?—En la conquista amorosa uno es quien maneja el timing. Siempre se intuye cuando la presa está por caer y se tiene certeza de cuándo aplicar la pócima. Mi recurso es el humor y alguna que otra dote actoral que hace posible que el verso no suene a verso. Diego surfea con tanta cintura esas métricas, que pronto se cumplirán los tres años de romance que mantiene el cantante con la modelo Debora Bello (30), eximia belleza del staff de Leandro Rud.—¿Qué es eso que tiene Debora que Ud. no ha encontrado en otras mujeres?—Además de su atractivo fatal, la riqueza interior. Porque, al fin y al cabo, el envase dura poco y ella lo trasciende, por ser una persona de fuertes valores y una frecuencia similar a la mía. Es deportista, y eso me cautiva, porque nos hace compañeros. —¿Qué falta para poner fecha de boda?—Ni ella ni yo somos partidarios del casamiento. No lo sentimos necesario por el momento y ni una boda ni un hijo son item en nuestros planes inmediatos. En estos tiempos preferimos disfrutar de nuestra pareja, viviendo intensamente lo que el destino va mandando. Todo va a llegar en el tiempo que deba ser. Una coincidencia más, no somos ansiosos.—¿Y celosos?—Yo soy muy celoso, pero todos tenemos una dosis, y está bien que así sea. Los celos son señales válidas de que se está amando. —¿Qué tan buen padre sería?—Creo que para ejercer ese rol no sólo debo encontrar el momento adecuado, sino, también, prepararme espiritualmente. Aún tengo cuerda para continuar el desarrollo de mi carrera de horarios cambiados e itinerarios locos nada compatibles con un hijo. Imagino que ser pade será un momento único en mi vida, cuando vea la carita y no pueda creer que sea mío. Pero no se trata de un berretín: me compro casa, auto y un bebé. Ya veré qué pasa cuando llegue el momento, aún no estoy dispuesto a dejar de hacer cosas. –Algo debe de proyectar. ¿Cómo sería esa foto?—La imagen que tengo es la de un papá Diego muy sano, parecido a mi viejo, repitiendo las premisas con las que crecí y el espíritu de la unidad familiar principalmente.—¿Cómo es la relación con su padre, Julio César “Lole” Caccia?—–Papá es el nuevo pilar de mi vida. Mi relación con él hoy en día es lindísima, lo veo tan bien que me convencí de que la vejez hace maravillas. Está más sabio, más aplomado, sin el típico temperamento que lanzaba cuando se enojaba por pequeñeces. Hoy, los dos estamos tranquilos, reflexivos y podemos conectar mucho mejor. Cuando pienso en él, creo plenamente que a los 70 y pico también es posible cambiar algo. “Porque sé que no soy el mejor, tampoco el peor. Tan sólo soy lo que soy, es así”, dice en su canción. Y atajando una pregunta compleja con presión de respuesta simple, Diego responde que sólo es “un hombre que ama lo que hace y es feliz tan sólo por eso. Un tipo normal, al que a veces le suceden cosas que no son normales -e inevitablemente el humor gana el remate- ahora, habría que ver qué entendemos por ‘normal’”.

Revista Caras-El yerno de Tinelli



El yerno de Tinelli
En Punta del Este junto a Micaela

Las vacaciones en familia resultan muy gratificantes, luego de un año tan laborioso como exitoso. Una vez más, como siempre, Marcelo Tinelli (46) volvió a la tranquilidad de su chacra marítima “Guanahami” ubicada en la zona esteña de La Boyita. Pero su clásico descanso este año tuvo un nuevo y especial huésped: el novio de Micaela (19), su hija mayor, hoy convertida en un bella mujer.Marcelo acostumbra disfrutar de los días de sol en su playa privada, pero cuando el buen tiempo no acompaña, opta por recorrer otros centros de Punta del Este. El jueves pasado, a bordo de su imponente Hummer, llevó a almorzar a toda su familia al parador “La Huella”, en La Brava. Junto a Marcelo se ubicó el novio de Micaela. Y como prueba de la excelente relación que ambos mantienen, compartieron un animado diálogo. Al parecer, el joven de ojos verdes goza del beneplácito de la familia entera. Luego de una alegre sobremesa, todos emprendieron el regreso. Sonrientes y protagonistas de un amor adolescente, Micaela y su novio manifestaron con abrazos y risas cómplices el feliz momento que atraviesan.

Revista Caras-Úrsula Vargués y Ludovico di Santo enamorados



Úrsula Vargués y Ludovico di Santo enamorados


Aunque desde un comienzo desmintieron el romance, ellos ya no pueden seguir ocultando la apasionada historia que los une. Desde que se cruzaron, en julio del pasado año, Ursula Vargués (29) y Ludovico di Santo (28) no se han separado.Y una gran prueba de ese flamante amor son los días compartidos por la pareja en Mar del Plata, la ciudad donde Ursula se instaló para conducir un programa radial. Por supuesto, el ex protagonista de “El tiempo no para” no dudó en viajar con ella. Juntos, el 1 de enero, arribaron a La Feliz, para instalarse en una cómoda casa, ubicada en uno de los barrios residenciales de la ciudad.Diariamente, el actor la acompaña hasta el “Rock & Pop Arena Beach”, el parador desde donde ella conduce el programa “Un día en el paraíso”, que se emite en el horario de 13:00 a 16:00. Dispuesto a disfrutar de sus vacaciones, Ludovico la espera paciente, hasta el final del ciclo, mientras aprovecha para pasar un día de playa. Muchas veces llegan temprano y suelen almorzar, al resguardo de las miradas curiosas. Otras tardes, se permiten disfrutar de los espectáculos musicales del lugar. Hace días, por ejemplo, vieron juntos el recital que la banda de rock “La Mancha de Rolando” dio en el marco del ciclo Pepsi Music. Pero su estadía en Mar del Plata también incluye salidas nocturnas y románticas cenas, como la que compartieron la semana pasada en una conocida parrilla de la calle Güemes. Sentados a una discreta mesa del local, la pareja dialogó animadamente en una noche llena de mimos y miradas cómplices. Durante la velada el actor se mostró muy dulce con su novia y ella, embelesada con su nuevo amor.Antes de conocer a Ursula, Ludovico había concluido un noviazgo de años que mantenía con una persona ajena al ambiente artístico. Con este nuevo romance, la bella panelista de “Duro de Domar” finaliza un largo período de soledad, tras su separación del músico Charly Alberti. Dicen, allegados a la pareja, que se los ve muy enamorados y felices. Todo parece indicar que la palabra futuro es un fuerte componente en una historia que, día a día, va cobrando fuerza. Y aunque tratan de no mostrarse en público, el amor los encuentra más distendidos y relajados.

Rvista Caras-"Soy una embarazada muy sexy"





"Soy una embarazada muy sexy"
Carolina Prat a días de ser nuevamente mamá



Está radiante. Sus ojos cobraron un increíble brillo cristalino. Se siente plena. Acaricia tiernamente su enorme panza, y en su rostro se manifiestan todas las emociones. “Esa muchacha en flor / por la que anduvo el amor / regalando simiente.../ Si la viese Ud. / mirándose / feliz al espejo / palpándose el perfil...”, susurra una canción a lo lejos. Carolina Prat (31) es la muchacha en flor por la que anduvo el amor. Sus manos se deslizan por su pancita, donde Victoria ya se prepara para ver por primera vez el rostro de su mamá. “¡Dios quiso darnos otro hijo, y por eso estamos inmensamente felices!”. Se siente dichosa y vive intensamente las últimas semanas de su embarazo. Está rodeada y contenida por el amor de Guillermo Andino (38) y de la pequeña Sofía (5). Hoy ellos son los encargados de mimarla y complacer todos y cada uno de sus antojos. Carolina no es una embarazada que permanece tranquila y relajada en su casa a esperar la llegada de su segunda hija. Es una persona hiperactiva que nunca para y jamás deja de mostrarse como una bella y seductora mujer.“Siempre me ha gustado verme bien. Y durante el embarazo ese sentimiento se agudiza. Una necesita explotar aun más su sensualidad. Consciente o no, quiero sentirme más sexy que nunca. El cuerpo cambia demasiado. Se modifica todo en la mujer. Por eso debemos sentirnos mejor que nunca. Y está bueno buscar alternativas para que esto sea así”, expresa contundente. Y tan segura se siente en esta nueva etapa de la maternidad que hasta se animó a mostrar ese lado sexy que, habitualmente, sólo reserva para su intimidad.“Soy una mujer coqueta frente a mi marido y en mi trabajo. Pero esencialmente, en mi casa, soy una rea. Si permanezco todo el día adentro, puedo andar con una vieja camiseta y unos calzoncillos de Guille. Creo que la coquetería es un valor agregado que tengo. Y en ese punto aflora toda mi sensualidad. Pero como en casa hago de todo, no me preocupo por la ropa. De pronto, puedo estar concentrada en la jardinería y al rato con alguna cuestión de decoración de la casa. En el fondo, me considero una bohemia sin remedio”, asegura Carolina Prat con una sonrisa.Después de compartir más de seis años de amor, hoy la pareja vive con ansiedad la espera de su segunda hija. Pero los sentimientos están muy bien delineados. Carolina se muestra muy relajada, casi no experimenta antojos y no le preocupa su cuerpo. Guillermo es el más nervioso e inquieto por estos días. “Yo estoy bastante controlada y tranquila. Incluso esto me permitió darle mayor importancia al hecho de tener una buena imagen. Claro que a la hora de producirme, tengo que calcular todo mucho más. Para vestirme, me tomo más tiempo que el habitual. La ropa especial para embarazadas no me gusta nada. Por eso intento buscar prendas más cancheras y adaptarlas a mi actual figura. Trato de usar las prendas de siempre, pero un par de talles más grandes. Y para salir, nadie me baja de mis tacos. Me parece muy divertido adoptar un buen look. Agregarle a la panza una buena cuota de sensualidad. Siempre me acuerdo que cuando llegué al sanatorio para tener a Sofi, la partera me dijo que era la primera embarazada con pantalones de cuero que veía”, cuenta con una gran sonrisa que vuelve a iluminar su rostro.Hiperactiva como pocas mujeres, además de la jardinería, la cocina, la decoración y las artesanías que desarrolla en su casa, Carolina no para de trabajar hasta estos días.“Y reconozco que ahora me frena un poco el cuerpo, porque si no, seguiría haciendo cosas. Por ejemplo, para abril propuse el lanzamiento de mi línea de ropa artesanal. Y hace un mes terminé con el programa de cable y con mi trabajo diseñando y organizando fiestas. ´Vicky´ se mueve demasiado y me pide paz. Creo que terminaré en ´Bailando por un sueño´, con Tinelli, si sigue con tanto ritmo. Ahora voy a hacer un break hasta marzo. En realidad, será un corte a medias, porque comenzaré a tomar clases de italiano, ya que fui contratada para hacer un programa en el Canal 5 de Roma. Me llamó el productor Bobby Sentelmang para un ciclo sobre prevención de accidentes y consejos para los automovilistas. Se grabará una vez por semana y contará con invitados especiales. La idea que me plantearon, me gustó y hasta podría existir una posibilidad de, en el futuro, hacer algo, por primera vez en la tele, con Guillermo”, asegura la bella mujer.Pero claro que antes la aguarda la increíble tarea de traer al mundo a Victoria. “Esperamos a ´Vicky´ a partir del 4 de febrero. Mi médico, el Dr. Daniel Margulle es quien me contiene y me atenderá en la maternidad Suizo-Argentina. ‘Guille’ se tomará quince días de vacaciones para estar los cuatro juntos. El presenciará el nacimiento de la beba que, por ahora, será por parto natural. Y los más ansiosos, además de su papi y de Sofi que está feliz, son los abuelos, las tías y los padrinos, que serán mi hermana, Natalia Prat, y Marcelo Luco”, concluye la mujer por la que anduvo el amor regalando simiente.